Un rosado con carácter

Share with:


En esta ocasión hemos maridado un Albret Rosado con una lasaña de carne. El vino nos ha gustado mucho, es genial y con una excelente relación en calidad-precio. Además, este vino contribuye a hacer caer el mito (siempre injusto) que los rosados son vinos fáciles y con poca alma. Decir esto es injusto para todos los rosados y mas para este, el Albret Rosado donde se nota el gran esfuerzo de la bodega para sacar lo mejor de la uva. Es un vino joven con carácter propio y que se caracteriza por ser muy aromático, dulce y que recuerda a las golosinas. Especialmente a una piruleta (cosa a la que contribuye, sin duda su color, un rosado inteso y muy brillante).

Como decíamos, nosotros lo hemos maridado con una lasaña pero es un vino que consideramos ideal para tomar con pastas, arroces y también en los aperitivos. O simplemente, para tomar una copa, sin ningún acompañamiento y disfrutarlo al máximo.

Share with:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *