Entre la modernidad y la autenticidad de los mercados de Oporto

Share with:


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En nuestra reciente visita a la ciudad de Oporto, en la que como ya os avanzábamos visitamos la bodega Sandeman, uno de los elaboradores del vino de Porto más famosos, también hicimos una visita por el resto de la ciudad. Y en el ámbito gastronómico no nos pudimos estar de visitar algunos de sus mercados, que son la máxima expresión de la tradición gastronómica de cada localidad. En concreto, visitamos dos mercados que son dos auténticos símbolos de esta ciudad del norte de Portugal: el mercado del Bom Sucesso (mercado del Buen Succeso) renovado y ahora reconvertido en un espacio totalmente gastronómico y el céntrico mercado de Bolhao que mantiene toda su autenticidad, y dicho sea de paso se le hace muy evidente que necesita una reforma urgente para mantenerse a flote, aunque también es necesario que se trate de una reforma que no le haga perder su autenticidad para mantener, de esta forma, todo su encanto y atractivo actual.

El mercado del Bom Sucesso ha sido reconvertido totalmente en un espacio gastronómico (al estilo del mercado de San Miguel de Madrid) y en su espacio central ya no queda casi ninguna de sus anteriores paradas. Ahora, todo su espacio central está dedicado a paradas de restauración e incluso cuenta con un hotel en su interior, ubicado en uno de los laterales del mercado del Bom Sucesso. Des de su reforma, que se estrenó en 2013, en este mercado existen numerosos restaurantes con productos muy diversos, hecho que lo convierte en un lugar ideal para tapear a un precio bastante económico. En el antiguo espacio de las paradas de pescado, carne, fruta y verduras del Bom Sucesso ahora hay restaurantes de comida típica portuguesa pero también establecimientos en los que sirven platos japoneses, especialmente sushi además de sitios donde comer caldos, creps, carne, mariscos, pizzas y también diferentes pastelerías con unos excelentes dulces. Además, también hay espacios en los que tomar un coctel y también existe la posibilidad de tomar el vino en copas. El espacio cuenta con un moderno diseño y en él hay diferentes mesas repartidas en las que te puedes sentar libremente. El edificio, construido en los años 50, es representativo de la arquitectura moderna, aprovecha el desnivel de la zona y además cuenta con grandes paneles de cristal en el techo para aprovechar al máximo la entrada de la luz natural.

Mercado de Bolhao
Mercado de Bolhao

Una imagen totalmente diferente es la del céntrico mercado de Bolhao que nos encontramos de casualidad mientras paseábamos por el centro de Porto. Entrar en este mercado es realizar un viaje al pasado. Solo las paradas están cubiertas y en la planta baja forman diferentes pasillos. En ellos se reparten las paradas más típicas del mercado con el pescado y la carne en uno de sus laterales, mientras que en el centro hay paradas con diferentes productos: algunos suvenires, juguetes, flores, vinos, pan, frutas y también animales vivos como gallinas y palomas. Y al final de todo, justo antes subir a la primera planta, descubrimos unos pequeños chiringuitos en los que se puede comer pescado y de los que al mediodía sale un intenso olor de sardinas. Y de aquí, subimos a la primera planta después de fijarnos en el pequeño y curioso anuncio de vino de las escaleras. Esta primera planta, junto al puesto de animales vivos que aún se conserva en la planta baja, es quizá la más auténtica del mercado de Bolhao que aún vive esperando su anunciada reforma. De hecho, esta primera planta, con dos laterales, recuerda a los mercados ambulantes en los que los payeses montan sus paradas y muestran sus hortalizas sobre las cajas en las que las han recogido en la huerta. En este mercado, la mayoría de paradistas son personas mayores, de toda la vida y precisamente esto ayuda a mantener la esencia de lo que el mercado era hace unos años. Pero esta misma autenticidad no impide que actualmente el mercado viva sumido en un estado de decadencia que se podría haber evitado con pequeños cambios y reformas a lo largo de los años. Pero a pesar de este contratiempo, el mercado de Bolhao se caracteriza por la monumentalidad del edificio que lo acoge, que es propia de la arquitectura neoclásica y además ha sido clasificado como monumento de interés público, ya que es uno de los elementos más simbólicos de la ciudad de Oporto.

Mercado Bom Sucesso
Mercado Bom Sucesso

Share with:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *