Cinco vinos para disfrutar durante el verano

Share with:


En este post os recomendamos cinco vinos blancos para pasar estos calurosos días de verano. ¿Por qué recomendamos unos vinos blancos? Pues porqué estos son los mejores para tomar un poco frescos –no congelados- y disfrutar al máximo de su sabor sin que nos resulten pesados. Cuando llegue el frío, ya será tiempo para disfrutar de los vinos tintos.

  1. Perro Verde. La primera recomendación de nuestros vinos blancos es un 100% verdejo de la DO Rueda. Se trata de un vino suave ideal para maridar en aperitivos así como también con pastas, gambas, moluscos y pescados.
  2. Paco &Lola. Seguimos con otro vino monovarietal. En este caso un 100% albariño, el Paco&Lola, de la DO Rías Baixas, que se ha convertido en uno de los vinos revelación de esta última década. Como el anterior, es ideal para maridarlo con platos de verano, como el aperitivo, pasta y también con los productos que vienen del mar como los crustáceos, los moluscos y pescados, sin olvidar, ya que se trata de un vino gallego, el pulpo.
  3. Viña Pomal Blanco. Es uno de los vinos blancos elaborado en tierras de vino tinto, en la DOC Rioja pero por eso no deja de ser un vino delicioso. Es ideal para acompañar arroces, pescados y mariscos pero también para combinarlo con carnes blancas, verduras e incluso algunos quesos. El vino es un coupage de uvas de malvasía y viura y ha pasado un tiempo en barrica de la que ha cogido aromas con un punto de tostado.
  4. Ermita d’Espiells. Blanc de Flor. Es un vino procedente del Penedès, la gran zona vinícola de Catalunya donde las variedades blancas son las reinas. El Ermita de Espiells Blanc de Flor es un vino elaborado por Juvé y Camps, una de las familias con más tradición en la viticultura de esta comarca, con uvas procedentes del cultivo ecológico. Las variedades con la que se elabora son Macabeu, Xarel.lo, Parellada y un pequeño toque de Chardonnay, unos clásicos de la zona. Este coupage lo hace equilibrado en boca entre la untuosidad y la acidez, lo que le confiere un paladar muy refrescante. Es ideal tomarlo en el momento del aperitivo y también con pescados y carnes blancas.
  5. Abadal Picapoll. Es un monovarietal elaborado con la variedad autóctona y más clásica de la DO Pla de Bages, el Picapoll. Es un vino seductor y con personalidad propia. Es ideal para acompañar platos de verano y suaves, como pescados, mariscos y carnes blancas, así como también para maridar con sushi. Eso sí, para disfrutarlo al máximo es mejor que estos platos vayan sin salsas ya que nos matarían el gusto del vino.

Share with:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *