Archivo de la etiqueta: añada 2011

Viura Cepas Vieja. Vino DO Rioja

Nace la nueva añada del Finca la Emperatriz Viura Cepas Viejas

Viura Cepas Vieja. Vino DO Rioja

De una zona de 8 hectáreas de Finca La Emperatriz, de la DOC Rioja, donde se conservan unas cepas con más de media siglo de vida nace el Viura Cepas Viejas de esta bodega. Es la parcela número 2. Y ahora sale al mercado la nueva añada de este vino, la del 2011, un año que se caracterizó por un invierno seco seguido de un verano poco cálido, aunque al final, el calor se alargó durante el otoño y la uva se recuperó del retraso en su maduración.

Al cabo, se seleccionaron las cepas cuyo rendimiento alcanzaba 1 kg como máximo, y se vendimiaron a mano el 27 de Septiembre de 2011. El mosto fermentó ya en barricas de roble francés de primer y segundo vino, sin sobrepasar los 17ºC, donde permaneció otros 9 meses.

El fruto de esas cepas viejas de Viura lo celebran ahora Eduardo y Víctor Hernáiz, los hermanos propietarios de esta bodega de la Rioja, al catar su Finca La Emperatriz Viura Cepas Viejas 2011: sus tostados y las notas de pastelería que se aprecian en nariz evocan su crianza en barrica, aunque sin ocultar los cítricos, las frutas blancas y las flores secas. En boca también se disfruta; amplio, goloso, graso y a la vez fresco y con nervio. Complejidad y elegancia, y un equilibrio perfecto entre el carisma de estas plantas viejas y la juventud de planteamientos de la propiedad en esta finca histórica.

Pansa Blanca 2011 de Alta Alella ya está al mercado

La segunda añada del Pansa Blanca de Alta Alella ya está al mercado. Hace un año la bodega sorprendía con este blanco joven que presentaba con una imagen sobria y moderna, con un tapón de rosca y una calidad extraordinaria juntada con un precio económico. Esta combinación hizó que el estoc de la añada del 2010 se agotara en muy poco tiempo. Ahora ya está al mercado la añada del Pansa Blanca 2011 y des de la bodega aseguran que da lugar a un vino de nariz intensa donde predominan los aromas florales, las frutas blancas y las almendras verdes. En boca se caracteriza por una entrada voluminosa, un paso fresco y una buena persistencia.