Archivo de la etiqueta: CRDO Cava

Vinómico: ¿el cava es mejor sin la DO Cava?

Copa de cava rota

Catalunya produce casi la totalidad del cava que se vende en el mundo. En concreto, según los últimos datos del consejo regulador del Cava, el 97,5% de toda la producción mundial procede de bodegas catalanas. El resto se elabora en diferentes comunidades de España, como en Valencia, Extremadura y Rioja entre otras.  Y mientras tanto en el corazón del Penedès algunos de las cavistas se están planteando poder elaborar sus vinos espumosos bajo el paraguas de la DO Penedès. El principal argumento es que la irrupción de cavas baratos y algunos de pésima calidad les lastra las ventas e impide una valoración más elevada de su producto.  Es cierto que esto ha pasado y en parte como consecuencia de la gran expansión y crecimiento que ha experimentado el cava. Pero en la variedad también está su riqueza. ¿O es que alguien cree que se podrían vender más de 240 millones de botellas si todas fueran de una elevadísima calidad o todo fuera pésimo? ¿Y no pasa con Denominaciones de Origen con grandes volúmenes y de reconocido prestigio como Rioja?

Como siempre, cada uno sabe que tiene en su casa, pero des de mi punto de vista, quizá pueda resultar interesante pasarse a la Denominación de Origen Penedès para aquellos que tienen unas ventas importantes en un mercado más o menos local, pero a nivel internacional des de mi punto de vista es más fácil vender la marca Cava (lo demuestra la fortaleza de sus ventas internacionales incluso en mercados como el francés y el belga, donde el Champange supone una gran barrera de entrada) que introducirse con el nombre del Penedès, menos conocida y que además puede suponer una inversión extra para darse a conocer. Y a nivel local, para los conocedores de la DO Cava y de la DO Penedès también supone dar una vuelta de tuerca ya que el cambio de marcas siempre lía a los consumidores. Y en lo que supone a los costes de promoción, el mercado del vino ya es suficientemente complejo. El vino se vende por su marca, pero también por su denominación de origen (y Catalunya, por DO pequeñas no queda, pero este será asunto de otro Vinómico) y a nivel internacional, el cambio es más difícil que a nivel local. Entiendo que los impulsores del cambio de una DO a otra se sienten frustrados y lamentan el lastre que les suponen estos cavas de gama bajísima que no se aprovechan ni para descorchar en las fiestas familiares y que podemos encontrar en las estanterías de algunos supermercados, pero quizá lo mejor sería hacer fuerza, que se regulara mejor la producción de cava y se pudieran excluir a estos productores con una calidad pésima y que suponen un lastre para el producto.

Por Roger Junyent

Las ventas de cava reculan el 0,77% en 2013

Presentación resultados Cava 2013

El 2013 se ha cerrado por el sector del cava con unas ventas de 241,3 millones de botellas, cifra que supone un retroceso del 0,77% respeto el año anterior. En palabras del presidente de Consejo Regulador del Cava Pere Bonet, ha sido “un año de dificultades, en concreto tras más de siete años de dificultades, el cava ha resistido  consolidando los grandes éxitos  alcanzados, tanto en volumen como en distribución”. De hecho, el récord de ventas del sector se registró en 2010 con un total de 244.801.000 comercializadas y que es cuando por primera vez se superaron los 240 millones de botellas de cava expedidas.

Y en el marco de este descenso de ventas, el mercado español es el que mejor se ha comportado en 2013 con un retroceso del 0,47% y consumiendo un total de 81 millones de botellas de cava, que suponen el 33,74% del total comercializado. Así, el Mercado Exterior, incluyendo la exportación a la UE, habitualmente en aumento año tras año desde 1980, sufre en 2013 un decremento del 0,92% quedando el volumen exportado en 159,9 millones, lo que representa un 66,26% del total Cava expedido durante el 2013. Con esta cifra el Cava se mantiene como líder mundial en la exportación de Vinos Espumosos de Calidad elaborado por el Método Tradicional.

Por países de venta, fuera de España, Alemania sigue liderando el ranking de las exportaciones con 40,2 millones (+2,10%). Continúan aumentando su volumen significativamente  dos grandes mercados tradicionalmente consumidores de Champagne, y que supone un obstáculo añadido en la penetración del cava. Son Bélgica que sobrepasa los 27 millones con un aumento del 9,56% sobre 2012 y el difícil mercado francés, que crece el 9,73% consiguiendo 5,44 millones de botellas.  Así mismo Suecia crece un 6,07% hasta los 2,6 millones. Entre los países que descienden destaca el Reino Unido con una pérdida del 16,76%,  a pesar de ello continua segundo en el ranking con casi 30 millones de botellas. Retroceden también Suiza (-8,40%), Finlandia (-5,5%) y Países Bajos (-2,99%) todos ellos con volumen por encima de los 2,5 millones.

 Los TOP 10 representan el 87 % del total exportado. El Mercado Europeo, a pesar de que retrocede un 1,53%, sigue consolidado como en los últimos años con un volumen por encima de los 117 millones de botellas. La exportación a Terceros Países crece un año más, en 2013 el 0,91% y se sitúa en 42 millones.

En 2013 constata el buen comportamiento del Cava que mantiene su trayectoria ascendente desde el inicio de siglo y se consolida en el mercado mundial tanto en volumen como en distribución con presencia en más de 140 países. “La evolución en la exportación global es constante, tenemos una posición envidiable en el mundo”, recalcó Bonet. El presidente del Consejo Regulador del Cava insistió en que el sector “debe dirigirse hacia la distinción cualitativa”. Según Bonet, “la mejora tiene que venir por la calidad, por la mejora de la imagen y del valor añadido, para poder ser aspirantes a número uno”. Sobre el boicot al cava catalán, Bonet dijo que el principal freno al consumo es la crisis y que si existe, el boicot al cava no ha ido a más.

Cava: la etiqueta nos revela su crianza

El tiempo de crianza de los cavas se puede distinguir a partir del color de una parte de su etiqueta que lo acredita como un vino elaborado siguiendo la normativa que marca el consejo regulador. De entrada, comentar que cada botella con un número único que lo acredita como tal. Además, esta etiqueta nos da algunas pistas sobre su elaboración. La etiqueta con un C y de color blanco indica que se trata de un cava con poca crianza aunque debe haver cumplido los nueve meses mínimos que marca la normativa del consejo regulador del cava. De hecho, no se puede vender ningún vino espumoso bajo la DO cava si no se ha criado durante un mínimo de nueve meses.

La segunda categoria de los cavas en función de su crianza es la de Reserva. Se trata de los vinos espumosos que han pasado un tiempo de entre 15 y 30 meses de crianza en la cava. Estos vinos se pueden identificar por el colo de su etiqueta, que es verde.

La tercera y última categoria es la de la etiqueta negra. Está reservada a los mejores, aquellos cavas que pasan unos exigentes controles de calidad y que pasan al menos 30 meses (dos años y medio) de crianza. Esta indicación está reservada en los cavas Brut Nature, Extra Brut y Brut que de hecho son los que menos azúcares añadidos pueden tener. Además, el cava es el único vino espumoso que puede ostentar esta distinción.