Archivo de la etiqueta: enoturisme Penedès

Enoturismo: de visita en cavas Mascaró

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el marco del encuentro de bloggers de la Fira del Gall, que se celebró el pasado sábado 20 de diciembre en Vilafranca del Penedès, tuvimos la oportunidad de conocer una pequeña y excelente cava. Se trata de Mascaró, que hasta el momento solo conocíamos por sus productos destilados y licores, y que tras la visita hemos descubierto que son elaboradores de unos cavas y vinos de una gran calidad. En la visita, un sábado por la mañana, estuvimos guiados en todo momento por la propietaria Sigue leyendo

Enoturismo: de visita en las cavas Pere Ventura

galeriaPEREventura

Este fin de semana nos hemos escapados hasta el Penedès, a Sant Sadurní d’Anoia, donde hemos visitado las cavas Pere Ventura. Se trata de unas cavas de unos 20 años de antigüedad pero su arquitectura es espectacular. Construidas a principio de los años 90 del siglo XX, sus propietarios apostaron por mantener el modelo tradicional de cavas, con las “voltas” y columnas más tradicionales que parecen más propias de una cava o bodega de principios del siglo XX que de finales del mismo período, que es cuando se construyo esta cava. A lo largo de la visita pudimos disfrutar de las diferentes partes de la cava y comprobar que allí todos los procesos que ayudan a fermentar y envejecer el cava son manuales. Y es que bajo tierra, entre escaleras y pasillos estrechos, no pasan las máquinas, solo personas. Y en medio de una oscuridad casi absoluta, las humedades del sótano ayudan a la procreación de pequeños hongos que lo envuelven todo, todo y todo: cubren las botellas de blanco y el moho cubre hasta las rejas de la escalera. Todo para el cava consiga su mejor sabor en el momento óptimo.

botellasPEREventura

Y llegando casi al final de la visita descubrimos la capilla, donde se guarda una pequeña parte de la producción de cada año con el objetivo de poder compararla con las siguientes mediante catas verticales. Pero estas catas son un privilegio reservado a los propietarios y expertos de la bodega. Allí, solo podemos mirar. Después del paso por la capilla, volvemos a pleno siglo XXI. En el espacio donde se retiran las “mares” del cava, la parte sólida que se acumula en el interior de la botella durante el largo proceso de fermentación. Allí, se completa todo el procesa y se deja la botella preparada para su expedición. La mayoría irán a mercados internacionales y solo una pequeña parte será para el consumo interior. Eso sí, el mejor de sus cavas, La Pubilla, con una producción limitada no sale de nuestras fronteras.

Y después de pasear casi un kilómetro entre galerías con botellas de cava por todas partes, podemos disfrutar de los cavas en la cata final. Realmente son unos cavas especiales, en los que se notan los cuidados que se le prestan des de antes que nazca la uva hasta el último momento de su paso en la bodega. Probamos cinco: el Brut Primer, el Tresor Brut Reserva, el Cuvée Maria del Mar, el Maria del Mar Rosé y el Tresor Brut Rosé. Todos y sin excepción alguno, hicieron las delicias de nuestro paladar y compramos algunos para disfrutarlos en casa con más calma.

De hecho, el único pero de la visita era la poca espontaneidad de la guía. Sus explicaciones eran totalmente correctas y despejaba todas las dudas pero parecía que se había aprendido el manual de memoria y su distancia con los visitantes dificultaba sentir que estar allí era una experiencia especial y única, como debe transmitirse en un entorno tan especial.

Por otra parte, resulta muy interesante que los 10 euros de la visita, después te los descuentan en la compra de cava en su tienda.

pereVENTURA2

Viñas en Ruta del Vino

Enoturismo: un verano entre viñas, barricas y con el frescor de la bodega

Se acerca el verano y el momento de planificar las vacaciones. Y una forma de pasar algunos de los días de más calor de forma tranquila y fresca es conociendo uno de los aspectos con más tradición y a la vez con una gran dosis de modernización de nuestro país con el enoturismo. Y esto se consigue acercándose al mundo del vino, y concretamente en sus orígenes, a las viñas y las bodegas. Y mientras la uva madura bajo el sol, los caldos envejecen en las frescas barricas de la bodega. Para hacerlo, en España existen un total de 21 rutas del vino homologadas o en proceso para conseguir el certificado de ACEVIN. En cualquiera de estas rutas enoturísticas se pueden visitar las viñas, las bodegas y conocer al detalle el proceso de elaboración del vino en cada una de las zonas. Además, incluso existen bodegas que cuentan con su propio hotel y zona de hospedaje. Antes de hacer el viaje es importante consultar la oferta concreta de cada zona, pero ya os avanzamos que es muy variada. Se pueden visitar bodegas y viñedos a pié o con coche pero también existe una amplia oferta para hacerlo de forma original y devertida. Puede ser en BTT, segway, moto… Y para finalizar, como no aprovechar la visita a la zona para probar sus mejores vinos.

Además hay rutas de enoturismos para todos los gustos y lugares. Cerca de grandes ciudades como Barcelona encontramos la Ruta del Vi del Penedès o un poco más lejos, también en Catalunya, la de Lleida-Costers del Segre. Son una excelente oportunidad para acercarse a pasar un día o dos conociendo las bodegas y el patrimonio histórico y natural de estas zonas. Si nos vamos un poco más al sud, en el País Valencià encontraremos la ruta del vino de Utiel-Requena, en Valencia y también la ruta del vino de Alicante.

Más al norte, en Zaragoza está la Ruta del Vino de la Garnacha-Campo de Borja y en la provincia de Huesca la del Somontano. Y aún más al norte, nos encontramos la Ruta del Vino de Navarra y la de la Rioja Alavesa, a dos pasos de las principales ciudades del País Vasco y Navarra. Y como no, esta ya un poco alejada de las grandes zonas metropolitanas del país pero ideal para pasar unos cuantos días disfrutando de naturaleza, viñas, bodegas y patrimonio histórico, es la ruta del vino de la Ribera del Duero. Es una ruta para no aburrirse en absoluto. Pues se trata de una de las rutas de más extensión de España. Comprende terrenos y viñedos de cuatro provincias diferentes de Castilla y León que dan lugar a 21.000 hectareas de viñedo de donde salen unos 50 millones de litros de vino cada año.

A partir de aquí, solo queda disfrutar de la ruta y las vacaciones y como siempre, Wine in moderation.

Paisaje enoturístico

Las rutas del vino reciben más de 1,5 millones de visitantes

Las diferentes rutas del vino de España registraron  más de 1,52 millones de visitantes durante el 2011. Supone un crecimiento de 87.821 visitantes respecto el 2010 y el enoturismo se consolida como un importante complemento a la oferta turística española, especialmente en otoño y primavera. Las dos rutas enoturísticas más vistadas han sido la del vino y el Brandy del Marco de Jerez, con 480.767 visitantes y Enorutisme del Penedès con un total de 470.276 visitantes durante el año pasado. Las otras rutas más visitadas fueron las Rutas del Vino de Rioja Alavesa, Ribera del Duero y la Rioja Alta, según datos del informe de Visitantes a Bodegas asociadas a las Rutas del Vino de España, elaborado por la Asocación Esañola de Ciudades del Vino, ACEVIN.

Según el informe, las 546 bodegas aderidas a las 21 rutas enoturísticas que forman parte del Club de Producto recibieron 1.528.295 visitantes, el 6,1% más del 2010. Según el presidente de Acevin, Diego Ortega, “podemos concluir que las cifras de vistantes a las Rutas del Vino de España de 2011 son positivas puesto que, a pesar de la situación económica actual que está afectando seriamente a todos los sectores de la economía, continúa la tendencia al alza en el enoturismo”. En cuanto a la distribución de los visitantes, las Rutas del Vino y el Brandy de Jerez, con 482.767 visitantes, y Enoturismo Penedès, con 470.276 visitantes, repiten como las que registran mayores afluencias. Incrementando así la demanda de hoteles en Barcelona y Jerez respectivamente. Incrementando así la demanda de hoteles en Barcelona y Jerez respectivamente. Le siguen las Rutas del Vino de Rioja Alavesa, Ribera del Duero y Rioja Alta. Entre las que registran mayores crecimientos porcentuales, destaca la Ruta del Vino Rias Baixas, que ha visto incrementarse en un 30% la cifra de visitantes, situándose en sexto lugar en el ranking de las más visitadas.

Muy importantes son también los incrementos logrados por las Rutas del Vino de Garnacha-Campo de Borja y Utiel-Requena, con crecimientos con respecto al año anterior de más del 180% y el 57%, respectivamente. En la distribución mensual de los visitantes, se observa que el otoño, debido a la realización de la vendimia en la mayor parte de las Rutas del Vino, acontecimiento que se convierte en un factor adicional de atracción, y la primavera, por la buena climatología, se consolidan como las temporadas más proclives al enoturismo. Así, los meses de Octubre, con 192.284 visitantes y Septiembre, con 166.310, son los más fructíferos en cuanto al registro de turistas, seguidos muy de cerca por Mayo (159.439) y Abril (146.356).

En relación a ejercicios anteriores, se mantiene una distribución mensual muy similar, destacando el crecimiento experimentado en todos los meses del año a partir de Junio. En el extremo contrario, Enero vuelve a ser, con solo 52.206 visitantes, el mes de menor afluencia.

“El aumento de visitantes durante los meses estivales supone”, según Diego Ortega, “una confirmación de cómo el va cogiendo peso como opción a la hora de organizar las vacaciones. Se confirma que comienza a ser una alternativa de viaje para los meses de vacaciones o bien un complemento para viajes realizados con otras motivaciones”.

El Informe, elaborado en base a los datos de 546 bodegas -23 más que en 2010-, avala la evolución del turismo del vino como complemento del turismo general, especialmente por su contribución a la desestacionalización. Por otra parte, contribuye a diversificar destinos ya que, según apunta el Presidente de ACEVIN, “las cifras confirman que el enoturismo se está convirtiendo ya en un motor de desarrollo turístico en muchos destinos de interior, especialmente aquellos cuyos vinos gozan de más reconocimiento y prestigio”.

La Ruta del Vino Penedès es la más visitada del Estado

La Ruta del Vi del Penedès ha sido por segundo año consecutivo la ruta del vino más visitada de España. Durante el año pasado un total de 459.400 visitantes pasaron por alguna de las bodegas de la ruta enoturística del Penedès, según datos del Informe de visitantes y bodegas asociadas a las Rutas del Vino de España 2010. El informe concluye la ruta EnoturismePenedès represente casi el 32% de lso visitantes de las diferentes rutas enoturísticas del país. La cifra además supone un incremento del 0,2% en comparación con el 2009. Por meses, el mejor mes fué el octubre seguido del abril de forma que el otoño y la primavera se consolidan como las estaciones con más materia turística.

Las rutas del vino de España han cerrado el año con 1,4 millones de visitantes, 20 rutas de vino asociadas y 523 bodegas integradas en las diferentes rutas, 82 más que el año 2009.