Archivo de la etiqueta: enoturismo Pla de Bages

Falco Visuals

Vino y cultura se reencuentran en Vi_suals en el Pla de Bages

Falco Visuals

El vino y la cultura se volverán a mezclar del 25 de mayo al 7 de junio en Manresa y el Bages. Durante estos días la ciudad y las diferentes bodegas de la DO Pla de Bages han organizado un programa de actividades que mezclan el vino y la cultura. En esta ocasión la actividad más destacada es la conversión en obras de arte de 12 botas de diferentes bodegas de la DO Pla de Bages. A cada artista se le ha asignado una bodega y ha trabajado con su bota. Los artistas y las bodegas son: Susanna Ayala (Caves Gibert), Marina Berdalet (Oller del Mas), Eduard de Pobes (Celler Jaume Grau Grau), Joaquim Falcó (Més que paraules), Lourdes Fisa (Fargas-Fargas), Àngels Freixenet (Confraria dels vins del Bages), Elsa Guerrero (Celler Molí), Roser Oduber (Mas Sant Iscle), Ramon Oms (Celler Solergibert), Agustí Panadés (Celler Abadal), Txema Rico (DO Pla de Bages), Montserrat Riu (Celler Can Serra dels Exibis), Josep Maria Sarrate (Celler Cooperatiu de Salelles) i Eva Soto (Celler Cooperatiu d’Artés), comissariats per Roser Oduber i sota la coordinació artística de Eduard de Pobes. Todos presentaran sus intervenciones a la Plaça Sant Domènec de Manresa del 1 al 6 de junio.

Entre otras actividades también se va a realizar una cata de vinos picapoll (la uva propia de la DO Pla de Bages) sota la luz de luna (el sábado 25 de mayo) en el Parc de la Seu. Este mismo fin de semana se realizará una jornada de puertas abiertas en las diferentes bodegas del Bages. Para visitarlas es necesario hacer una reserva previa.

Programa de actos:

Sábado 25 de mayo y domingo 26

Jornadas de puertas abiertas de las bodegas de la DO Pla de Bages

de 10 a 14h y de 16 a 19h y domingo 26 de mayo, de 10 a 14h

Hay que hacer la reserva previa en la bodega que quieras visitar.

Sábado 25 de mayo, de 23 a 01h

Cata de picapoll bajo la luz de la luna

Lugar: Parc de la Seu de Manresa

Precio: 5 € (copa + cata de Picapoll) y por 10 € tendrás también una camiseta

Del miércoles 29 de mayo al viernes 14 de junio

Tierra, viña y vino: tapones de corcho poéticos

Exposición

Biblioteca El Casino (Biblioteca Infantil)

(Paseo Pere III, 29)

Mañanas de martes a sábado, de 10.30 a 14 h y tardes de martes a sábado, de 16.30 a 21 h

Miércoles 29 de mayo, a las 16.30h

Cata 2.0 en la FUB

Inscripción en la misma FUB – T. 938774179

Actividad gratuita

Miércoles 29 de mayo, a las 19h

Cubas, imagen y creación

Exposición FOTOG Rafic

29, 30 y 31 de mayo, 1, 3,4, 5, 6 y 7 de junio, de 18 a 21h

Lugar: Sala de exposiciones de la Plana de l’Om

A las 19.30h

Proyección de los audiovisuales Botes d’Art

Auditorio de la Plana de l’Om (Plana de l’Om, 6)

Después del vino, la palabra (10 ‘) de Alicia Serrano Álvarez

Ex tierra ad mentis (8 ‘) de Carolina de Pobes Cots

Miércoles 29 de mayo, a las 20h

Conferencia la madera y el vino: algo más que una tradición

A cargo de Fernando Zamora Marín

Lugar: Auditorio de la Plana de l’Om

Jueves 30 de mayo, a las 20h

Cata comparativa de diferentes maderas y tostados

A cargo del enólogo Joan Soler Playà técnico del CRDO Pla de Bages

Lugar: Kursaal Espacio Gastronómico

Para inscripciones a info@dopladebages.com

Precio: 3 €

Sábado 1 de junio, de 12 a 14.30 y de 17 a 22h

Muestra de vinos de las bodegas de la DO Pla de Bages

Lugar: Plaza Santo Domingo

Precio: 6 € copa y 8 tickets

Sábado 1 de junio, a las 19h

Inauguración de la exposición Botes d’Art

En la Plaza Santo Domingo del 1 al 6 de junio

14 botas intervenidas por destacados artistas Bages

Viñas con vistas a Montserrat Oller del Mas

Enoturismo: de visita en el castillo milenario de Oller del Mas

Nos vamos a la viña y la bodega. Esta vez lo hacemos en Oller del Mas, una bodega con castillo milenario y que cuenta con sus propias viñas situado en el corazón de Catalunya, muy cerca de la ciudad de Manresa donde se produce el vino de la DO Pla de Bages. Hacemos la visita de la mano de la empresa especializada Castlexperience, que lleva los visitantes des de Barcelona hasta la comarca del Bages, todo permitiendoles disfrutar de los vinos de esta tierra pero también del paisaje, pues en ella se encuentra la montaña mas sagrada de Catalunya, Montserrat. Y estemos donde estemos, des de Oller del Mas siempre está a la vista. Y si no se ve, nos giramos, y zas: allí están sus espectaculares rocas que se alzan de forma abrupta en medio de la nada. Pero bien, en esta ocasión estamos aquí para visitar la bodega y no la montaña.

Parece extraño pero hasta que no estamos casi a la entrada de Oller del Mas nos cuesta ver viñas. Existen dos razones por esto: en el Pla de Bages, las cepas se alejan de las carreteras y además se esconden entre pequeñas zonas boscosas. Esto da un carácter muy especial al Pla de Bages que diferencia esta tierra de cualquier otra donde se cultivan viñas y además contribuye a dar un carácter especial a sus vinos.

Llegamos a Oller del Mas. Entramos en la zona amurallada y después de hacer unas vistas a la zona nos dirigimos a las viñas. Estamos en un entorno histórico. Des de hace 37 generaciones pertenece a la misma familia y se ha transmitido siguiendo siempre la figura tradicional del hereu (en Catalunya, el primer hijo heredaba toda la propiedad familiar). Este debe ser el secreto que ha permitido que la familia mantenga todo el recinto en unas más que excelentes condiciones. La viñas están a punto de ser vendimiadas. La uva está ya muy dulce y nos acercamos para ver la zona de vinificación. Es pequeña y de hecho se les está quedando pequeña pero la tecnología es la más moderna (proyectan con construir un hotel con una bodega totalmente nueva y mas amplia). Visión artificial incluida para conseguir la mejor calidad de la uva y evitar que hojas, uva dañada y otras impurezas se cuelen en las tinas y hundidas en el mosto, hundan su calidad que como comprobaremos después es excelente. En esta zona, como en todas las bodegas tienen las tinas de acero, la zona de recepción de la uva donde las noches de vendimia la actividad es incesante… Pero aquí, en este recinto se trabaja pocos días al año: durante la vendimia y mientras el mosto fermenta. Es entonces cuando el vino entra en el castillo milenario.

En el interior del castillo, Oller del Mas conserva las tinas viejas, pero han sido abiertas y ahora en ellas se guardan las mejores botellas del vino de la familia Margenat. Pero también es entre las paredes del sótano del castillo donde el vino envejece lentamente hasta que se consigue su punto de óptimo para salir al mercado. De hecho, Marc, sumiller y guía en nuestra visita nos asegura que la apuesta es mantener el vino en la bodega tantos años como sea necesario hasta alcanzar su punto de consumo óptimo. No creen en la idea que se tenga que guardar en casa de cada consumidor. Así, que mejor lo tienen ellos hasta que lo encuentran en su punto. Si necesita cinco años, cinco años que se está el vino en el castillo, si son seis, pues seis. Pero antes de bajar al sótano, también hecho unas vistas mas generales de la finca, hemos subido a la torre del castillo. Des de aquí tenemos vistas privilegiadas del entorno: viñas, montañas, Montserrat, bosques, ciudad… de todo… Hasta que finalmente es el momento de ver el fruto de todo lo que nos han explicado y hemos visto resumido en una copa. Probamos los mejores caldos de la bodega. Son el Arnau Oller (su nombre se debe a un destacado miembro del linaje) y también un Petit Bernat. Arnau Oller es un vino top. Apetece de beber sin comer nada. Tiene carácter y entra muy bién. Y el Petit Bernat es un vino joven, muy joven (en todos los sentidos) y que ha catapultado la bodega al éxito (también es muy económico). Es desenfadado, ligero y se puede beber casi en cualquier momento y combinación.

Después, para rematar la visita no acercamos al Pitch&Putt con piscina de la misma bodega, nos podemos refrescar y hacer una buena comida en su restaurante acabado de estrenar.

Entre las viñas del Pla de Bages (1)

Cuando pensamos en las viñas catalanas muchas veces nos vienen a la cabeza las grandes extensiones de vid que encontramos a lado y lado de la AP7 cuando cruzamos el Penedés. Pero en Cataluña el vino va mucho más allá y el enoturismo también. Una gran descubierta es en la comarca del Bages, de donde nace el vino de la DO Pla de Bages. Son las últimas que encontramos antes de llegar al prepirineo y aquí las viñas son en pequeñas parcelas casi siempre rodeadas de bosque y escondidas de la vista des de las carreteras y las ruidosas y contaminantes autopistas. Una de las bodegas más conocidas e históricas de la zona es Abadal, de la família Roqueta, una importante saga de viticultores de la comarca, y que es un escenario excelente para conocer la evolución que ha sufrido el mundo vinícola en el último siglo no sólo en el Bages, sino en toda Cataluña.

Abadal Enoturisme Pla de Bages

La Masia está totalmente preparada para recibir visitas pero a diferencia de otros espacios enoturísticos ha sabido evitar convertirse en un parque temático del vino. La voluntad de la família de conservar la historia, cuando aún no existía la moda del enoturismo, les ha permitido disponer, sin necesidad de un gran esfuerzo de un espacio en los sótanos de la masía que entre  evoca el recuerdo de cómo elaboraban el vino en tiempos no tan lejanos cuando la mecanización y los tractores no habían llegado en el campo. Y saliendo al exterior de la antigua masia nos rodeamos de estos pequeños viñedos aromatizados por los pinos del bosque que los rodea. Siguiendo con esta misma visita llegaremos hasta la zona más moderna de la finca. Pasamos por el laboratorio, la zona de tinas y llegamos a la sala de barricas. Y en Abadal la sala de barricas es especial pues no se bajan escaleras, se suben!

Pero Abadal no es la única bodega de la zona que se puede visitar. En el cercano pueblo de Artés, donde cada otoño se celebra la festa de la verema se encuentran tres de muy diferentes. La más conocida es Artium, la cooperativa del pueblo, situada en la calle principal, donde se elabora cava y vino que en los últimos años ha mejorado notablemente su calidad con las uvas de diferentes viticultores del pueblo. La bodega existe des de hace más de un siglo. Aquí, bajando con el ascensor se pueden ver las diferentes plantas soterráneas dónde el vino y el cava envejecen hasta alcanzar su punto óptimo para salir al mercado.

Otro visita posible con un carácter muy diferente es en la Cava Gibert, un pequeño elaborador familiar de cava del que con el paso de los años ha sabido mantener el encanto del recinto donde el cava envejece, situado en el casco antiguo de Artés. Y el título de pueblo con más tradición vitivinícola del Bages, para Artés no es en vano, pues también existe otra tercera bodega. El Celler Solergibert que también es una bodega familiar que generación tras generación, des de mediados del siglo XIX, ha elaborado sus vinos con las uvas de las viñas de propiedad familiar, y además dispone de un espacio habilitado especialment para catar los vinos, previa reserva. De hecho, las visitas en las diferentes bodegas se deben concertar con anterioridad.

Los teléfonos de contacto son:

Abadal-Masies d’Avinyó 93 820 38 03

Celler Solergibert 93 830 50 84

Caves Gibert 93 830 50 08

Artium- Celler Cooperatiu d’Artés 93 830 53 25