Archivo de la etiqueta: Finca la Emperatriz

Viura Cepas Vieja. Vino DO Rioja

Nace la nueva añada del Finca la Emperatriz Viura Cepas Viejas

Viura Cepas Vieja. Vino DO Rioja

De una zona de 8 hectáreas de Finca La Emperatriz, de la DOC Rioja, donde se conservan unas cepas con más de media siglo de vida nace el Viura Cepas Viejas de esta bodega. Es la parcela número 2. Y ahora sale al mercado la nueva añada de este vino, la del 2011, un año que se caracterizó por un invierno seco seguido de un verano poco cálido, aunque al final, el calor se alargó durante el otoño y la uva se recuperó del retraso en su maduración.

Al cabo, se seleccionaron las cepas cuyo rendimiento alcanzaba 1 kg como máximo, y se vendimiaron a mano el 27 de Septiembre de 2011. El mosto fermentó ya en barricas de roble francés de primer y segundo vino, sin sobrepasar los 17ºC, donde permaneció otros 9 meses.

El fruto de esas cepas viejas de Viura lo celebran ahora Eduardo y Víctor Hernáiz, los hermanos propietarios de esta bodega de la Rioja, al catar su Finca La Emperatriz Viura Cepas Viejas 2011: sus tostados y las notas de pastelería que se aprecian en nariz evocan su crianza en barrica, aunque sin ocultar los cítricos, las frutas blancas y las flores secas. En boca también se disfruta; amplio, goloso, graso y a la vez fresco y con nervio. Complejidad y elegancia, y un equilibrio perfecto entre el carisma de estas plantas viejas y la juventud de planteamientos de la propiedad en esta finca histórica.

La Emperatriz Cepas Viejas

Finca la Emperatriz renueva la apuesta por las viejas cepas de Garnacha

La bodega Finca La Emperatriz de la DO Rioja confia de nuevo en una de las parcelas más pobres y pedregosas de su finca de viñedo, la número 5 exactamente, donde crecen las viejas cepas de Garnacha con que se elabora el Finca La Emperatriz Garnacha Cepas Viejas, que acaba de salir al mercado en su nueva añada 2010. Tras adquirir esta histórica finca de viñedo en los años 90, los hermanos Eduardo y Víctor Hernáiz decidieron mantener esas viejas cepas, contradiciendo así la tendencia a replantar con Tempranillo, variedad reina en la DOC Rioja. Apostaban así por recuperar la tradición de cultivo de una variedad que en los últimos decenios ha sido injustamente devaluada.

Años de trabajo y todo el conocimiento del enólogo David González han demostrado en La Emperatriz que la decisión no ha sido en balde. Este monovarietal se ha convertido en uno de los vinos de garnacha de referencia en la Rioja y cuenta ya con numerosos adeptos que reconocen su mérito. Pese al sitio que se ha hecho entre su clientela, Eduardo Hernáiz sigue apostando por limitar la producción a la calidad de la uva disponible.

La añada 2010 viene marcada en Finca La Emperatriz por las copiosas nevadas que cayeron en invierno y que proveyeron de reservas a las plantas. La escasez de lluvias y tormentas a lo largo de primavera y verano determinaron una vendimia sana, mientras que las temperaturas, que no alcanzaron cotas muy altas, favorecieron una maduración lenta. De ahí el potencial aromático de este FLE Garnacha Cepas Viejas 2010: perfumado y frutal, de gran personalidad, con fruta roja y las golosinas típicas de la variedad en zonas frías, sobre un fondo de violetas también característico de la variedad. Un vino que, en el marco de su complejidad, muestra claramente la mineralidad característica de la finca.

Finca La Emperatriz parcela número 1 Vino

La Emperatriz presenta la tercera añada de Parcela N1 2009

Finca la Emperatriz presenta su tercera añada del primer vino que elaboró esta joven bodega que se ha hecho un puesto entro los caldos de calidad. Se trata del Finca la Emperatriz Parcela número 1. Su historia se remonta hacer cinco años cuando Eduardo y Víctor Hernáiz decidieron destinar las mejores uvas de su finca para elaborar este vino tinto. La finca se encuentra en un extremo de la DOC Rioja y históricamente ha pertenecido a la emperatriz Eugenia de Montijo. En la finca, los hermanos Hernáiz han distinguido una serie de parcelas por su microclima, orientación y edad de la viñas que determinan personalidades distintas que han querido trasladar a su gama de vinos.

Según nos cuentan des de la bodega, en la parcela número 1 hay unas viejas cepas de tempranillo que dan rendimientos muy bajos. Y la bodega aprovecha la circunstancia para seleccionar las cepas que producen menos de 4 racimos y con ellas producir este distinguido vino. Y por esto, de la añada de 2009 solo se han podido producir 3.148 botellas del Finca la Emperatriz Parcela n1.

Finca La Emperatriz Viura Cepas Viejas

Finca la Emperatriz estrena nueva añada del Viura Cepas Viejas

Finca la Emperatriz saca al mercado una nueva añada de Viura Cepas Viejas, un vino blanco de gama alta del proyecto de los hermanos Henáiz en DO Ca de Rioja. Se trata de la añada de 2010 después que se decidiera apartar la del 2009. Pues un cálido verano, con temperaturas extremadamente altas, hizo que Eduardo Hernáiz, decidiera que la del 2009 no saldría al mercado. Pero un año después, en 2010, las nevadas del invierno aseguraron las reservas de agua para el periodo vegetativo; la primavera vino seca y, consecuentemente, muy sana y el verano, sin un calor excesivo, propició una maduración lenta y continuada de la uva. El resultado es que la variedad Viura en 2010 destacó por su calidad. Así, se vendimió a mano la parcela nº 2 durante la segunda quincena de Septiembre, y se procedió a la fermentación en barricas controlando la temperatura para que no superara en ningún caso los 15ºC. Siguió el vino su crianza en barrica durante 9 meses, con removido semanal, y reposó luego en botella hasta su salida al mercado, según nos cuentan des de la bodega. De esta añada se han realizado 3.990 botellas del Finca La Emperatriz Viura Cepas Viejas.

Finca La Emperatriz lanza la añada 2008 de Viura Cepas Viejas

Era la segunda quincena de Septiembre, 2008 cuando en la parcela nº 2 de Finca La Emperatriz: las viejas cepas de Viura de más de 50 años llegaron a un punto de maduración idóneo para ser vendimiadas. Manualmente, los vendimiadores seleccionaron uvas bajo la atenta dirección del enólogo David González. Cepa a cepa, racimo a racimo, no todas las uvas de esta parcela van a ir destinadas a la elaboración del Finca La Emperatriz Viura Cepas Viejas, tan sólo las de menor rendimiento.

La vendimia fue tardía en 2008, como consecuencia de una también tardía brotación, inducida por las bajas temperaturas registradas al inicio de la primavera. Las copiosas lluvias que sucedieron a continuación obligaron a David González a mantener un exhaustivo control sanitario en el viñedo. En verano las temperaturas siguieron relativamente bajas, por lo que la maduración fue lenta y condicionó la vendimia, que empezó una quincena más tarde lo habitual. La climatología jugó, en este caso, a favor del vino, propiciando el frescor y el elevado carácter frutal de este Finca La Emperatriz Viura Cepas Viejas 2008.

Eduardo Hernáiz, que lidera el proyecto Finca La Emperatriz, tiene muy claro lo que quiere conseguir. Un blanco de guarda, de Rioja, que esté al nivel de calidad del resto de vinos tintos de gama alta que elabora la bodega. Un blanco que exprese el carácter de este terroir duro y extremo, cubierto por un impresionante manto de ásperos cantos rodados al amparo de las sierras Cantabria y Demanda, en el extremo noroccidental de la DOCa Rioja, que imprime una mineralidad característica a sus frutos. Un terroir con personalidad propia, marcado además por una climatología de perfil más continental que el resto de la Denominación de Origen.

Fermentación y nueve meses de crianza en barricas de roble americano y francés, y otros 12 meses de crianza en botella hicieron el resto de este Viura Cepas Viejas nacido en 2008 en la parcela nº 2. Densidad y color oro nuevo a la vista; miga de pan, cítricos y melocotón en nariz; y en boca, la mineralidad del suelo envolviendo las notas frutales, volumen y nervio, grasa y frescor. Un blanco para despertar sensaciones y evocar el secreto de una finca única donde la magia son los vinos y su poder de seducción.

Descorchamos un Finca La Emperatriz Reserva del 2005

Recientemente la bodega riojana La Emperatriz ha puesto a la venta su Reserva de la cosecha del 2005. En él se nota un intenso trabajo de la bodega para sacar el máximo partido de este vino que es excelente. De él destaca su intensidad y remarca la personalidad propia tanto del vino como de esta bodega de la DOC Rioja.

Elaborado con una base de tempranillo (90%), también contiene Graciano, Garnacha y Viura que aportan al vino una elegante complejidad de aromas que quedan concentradas en la botella. Precisamente, esta complejidad y variedad de aromas enriquecen un vino que también destaca por una buena entrada en boca, su equilibrio y su larga persistencia en el paladar. Sus aromas tienen un toque frutal y además resulta fresco a pesar de su marcada acidez.

Aunque ahora ha salido a la venta, consideramos que aún tiene recorrido en botella. Como siempre, recomendamos que el vino se conserve en excelentes condiciones y siempre que sea posible en una vinoteca.

Finca La Emperatriz lanza su Reserva 2005

Finca la Emperatriz, bodega de la DOCa Rioja, ha sacado al mercado su nuevo vino, el Reserva 2005. Se trata de un vino elaborado a base de uvas procedentes de cuatro parcelas diferentes de la finca, concretamente las 4, 11, 14 y 15. Se trata de parcelas muy especiales, pues por ejemplo, en la parcela 4 se cultivan unas cepas con más de 65 años de vida y que tienen un producción muy reducida, de 1,5 kg por cepa que componen el 50% de este vino, elaborado con un coupage de Tempranillo (90%), Garciano (6%), Garnacha (2%) y Viura (2%).

La Finca la Emperatriz es un proyecto de los hermanos Eduardo y Víctor Hernáiz, situada en Rioja Alta, con un espectacular terreno de canto rodado y bajo un micrclima de influencia más continental y atlántico que lo habitual en esta zona de la Denominación de Origen Calificada de la Rioja.