Archivo de la etiqueta: Sauvignon Blanc

El auge del vino blanco

vino blanco

El vino blanco está ganando adeptos. Y las cifras de mercado demuestran que en nuestro país, cada día tienen más cuota de mercado a pesar de que las ventas de vino tinto aún superan las de los vinos blancos. Pero las cosas están cambiando y España se está acercando cada vez más a las tendencias mundiales, donde el consumo de blancos es claramente superior al del vino tinto y rosado. Sigue leyendo

Cigüeñas, unos vinos de altura de Castell de Perelada

Hacer un vino dedicado a unos huéspedes tan especiales y de tanta altura como unas cigüeñas es un auténtico reto para cualquier bodega, incluso para una acostumabrada para hacer vinos de tanta calidad como Castillo de Perelada. Y con los dos Cigüeñas, Cigoñes, en catalán, esta bodega situada en el corazón del Empordà ha conseguido superar el reto.

Empezamos con el Cigüeñas blanco, de la cosecha del pasado 2010. Cuenta con un 90% de Macabeo procedente de viñas de más de 40 años de edad completado con un coupage de Sauvignon Blanc, del 10%. Se trata de un vino trabajado, muy cuidado y que una vez abierta la botella resulta muy apetecible, sobre todo en estos días de sol y calor. Servido fresco, pero sin un frío excesivo que evitaría que desprenda todas sus armos y calidades, resulta muy agradable para convinar con platos propios de estos días de verano, como pasta, un arroz o fideuá, aunque también marida bien con carnes (sobretodo blancas) y se puede combinar con casi todo tipo de platos. En boca, tiene una entrada agradable y es persistente.

El Cigüeñas tinto también se puede maridar con todo tipos de platos. Igual que el blanco resulta un vino suave, con aromas abundantes de frutos rojos pero que demuestra una personalidad propia, lejos de vinos tintos densos más propios de otras zonas con una climatología más extrema. Aunque resulta adequado para todo tipo de platos, lo consideramos ideal para carnes suaves, que como en el caso del blanco, son apetecibles durante estos meses de verano y calor, en lugar de carnes con su salsa y que resultan más densas, pues es un vino para lucir y una salsa regular o excesivamente fuerte y persistente, le podría restar brillantez a este vino de la DO Empordà.

La DO Rueda inicia la vendímia

DO Rueda Vendímia

La recogida de la uva ya ha empezado en los viñedos adscritos a la Denominación de Origen de Rueda. En concreto, la primera partida de uva de la variedad Sauvignon se recogió el pasado día 2 de septiembre en Villafranca de Duero (Valladolid) y a lo largo de esta semana se está iniciando la vendimia de algunos viñedos de  Sauvignon Blanc en  Rueda  y La Seca. En la noche del día 8 al 9 de septiembre, cinco bodegas han empezado la recogida selectiva de la uva sauvignon blanc y poco a poco esta situación irá generalizándose si la climatología lo permite. En esta ocasión, la vendímia ha empezado más tarde que en los últimos años como consecuencia de las condiciones meteorológicas de este verano.

La variedad Sauvignon Blanc, tiene un ciclo vegetativo más corto, por lo que es la primera uva en vendimiarse. Posteriormente se empezará con la variedad Verdejo para continuar con el Palomino Fino, Viura y las variedades tintas, al requerir estas últimas un mayor grado para su recogida.

Las condiciones de sanidad de la uva son excelentes y las viñas irán recolectándose a medida que las diferentes bodegas consideren que su grado y acidez son las adecuadas para hacer unos nuevos vinos de excelente calidad. La bajada de temperaturas durante la noche,  debe permitir una mejor actividad de la planta, que redunda en una mayor calidad de la uva, por esto parte de la vendímia se hace durante la noche.

La rapidez de la vendimia y la selección de parcelas se consigue gracias a que las máquinas de vendimiar permiten recolectar cada día aquellos viñedos que han alcanzado los parámetros ideales. En la actualidad, el 90% de la uva blanca se vendimia a máquina, siendo en el caso de la Sauvignon Blanc del 100% de la misma. La vendimia se realiza por la noche con el fin de evitar las oxidaciones en los mostos  que provoca la luz solar así como para aprovechar las frescas temperaturas nocturnas que permiten la entrada de la uva más fría en las bodegas, ayudando con ello a una mejor calidad de los vinos y a un importante ahorro energético.