Archivo de la etiqueta: sueños Barcelona

La Pedrera Barcelona

Dulces sueños enogastronómicos entre el modernismo de Barcelona

F

Barcelona es la ciudad de los sueños. Y lo es porque en ella se junto lo mejor de la enogastronomía entre su arquitectura modernista de principio del siglo XX. Y es que los felices sueños en Barcelona se pueden tener durmiendo en algunos de los hoteles modernistas de Barcelona como la Casa Fuster o el Hotel España. Pero también se puede soñar despierto en algunos de los edificios modernistas más conocidos de la ciudad, como la Pedrera, de Antoni Gaudí, se puede disfrutar en el Cafè de la Pedrera, lugar donde tomar una copa, comer, cenar o compartir un tiempo junto con sus productos de proximidad, entre ellos el vino. Pero no es el único, en el restaurante del Palau de la Música también se puede disfrutar del magnífico entorno diseñado por Puig i Cadafalch y que ha sido escenario de grandes conciertos con una muy buena comida en su restaurante. Y repartidos por toda la ciudad existen números restaurantes de gran calidad y reconocidos por la guía Michelin. De ellos, cuatro lucen dos estrellas de la prestigiosa guía mientras que una veintena ostentan una. Entre estos últimos destaca el Via Veneto, un clásico de la gastronomía barcelonesa y del que el pintor de los sueños, Salvador Dalí era comensal habitual. Y para disfrutar en estos restaurantes se puede maridar cualquier de sus platos con vino catalán. Y es que en Catalunya por variedad de vinos no queda, fruto de su gran riqueza paisajística y con unos suelos muy diferenciados en cada zona. Existen 11 denominaciones de origen y algunas muy cercanas de Barcelona. Y esto las hace ideales para completar la estancia en la ciudad condal visitando una bogeda. Al norte de la ciudad, acercándose al Maresme se pueden descubrir viñas con vista al mar, en la Denominación de Origen Alella. Y también se puede visitar, a unos escasos 60 kilómetros la cuna del cava, Sant Sadurní d’Anoia, en el corazón del Penedès. Y precisamente aquí se pueden descubrir las bodegas modernistas de Codorníu o Freixenet. O también, a la misma distancia se puede llegar hasta la DO Pla de Bages, donde las uvas crecen entre las cepas plantadas en pequeñas viñas escondidas entre los bosques.