Archivo de la etiqueta: uva

Padel y vino se unen para promocionar el enoturismo de Ribera del Guadiana

Padel Ribera del Guadiana

Durante estos meses de primavera el vino y el padel irán de la mano en la promoción del enoturismo de Ribera del Guadiana. En el marco de la primavera gastronómica se celebrará Padel&Wine, un torneo de este deporte y que tendrá su primera parada en Plasencia del 21 al 23 de marzo. Después de Plasencia, el circuito también estará en Malpartida de Cáceres, Zafra, Azuaga, Castuera, Almendralejo, Ribera del Fresno, Cáceres, Santa Marta de los Barros, Don Benito, Mérida, Villafranca de los Barros, Monesterio y Montijo. Y en el marco del evento se promocionarán diferentes actividades relacionadas con el vino y la gastronomía propias de la zona de Ribera del Guadiana. Sigue leyendo

Etiquetas Cava

El cava tendrá un 17% menos de uva

La vendimia de la DO Cava ha finalizado con una cosecha de 260 millones de quilos de uva. Se trata de un 17% menos que la cantidad vendimiada en 00211, según datos del Consejo Regulador del Cava.

La DO Cava ha finalizado ya una vendimia que ha sido más corta de lo habitual y caracterizada por el excelente estado sanitario de la uva. La reducción de la cosecha se debe a un período invernal muy seco, con fuertes heladas no habituales durante el mes de febrero y lluvias al inicio de la primavera que vigorizaron la vegetación pero no llegaron a suplir el déficit arrastrado en invierno. La brotación se inició bien en todas las variedades pero el ciclo vegetativo llevó un retraso de una semana con respecto a medias históricas.

Asimismo, los racimos de uva presentaron un tamaño inferior a los de la cosecha anterior. Su maduración se aceleró por la sequía y el calor de primeros de agosto. La recolección se efectuó minuciosamente en función de las características que aportaban las uvas, atendiendo a su acidez y graduación.

El Cava vendimia 300 millones de quilos de uva en 2011

El sector del cava ha vendimiado un total de 300 millones de kilos de uva este 2011. Se trata de una cifra inferior, en 18 millones, a la recolectada por la DO Cava durante la vendimia del 2010. Esta cantidad de uva servirá para obtener unos 185 millones de vino base a partir del que después de su correspondiente crianza saldrán las botellas de cava del 2011.

Este 2011 la vendimia en las hectáreas inscritas en la DO cava ha sido más corta de lo normal como consecuencia de las altas temperaturas de la primavera que avanzó unos 10 días el despertar de las vids. La vendimia se inició, este año, el 2 de agosto y en función de las diferentes zonas y variedades se ha ido avanzado respeto las fechas habituales de otros años.

Con todo, “las características principales de esta vendimia ha sido la excelente sanidad del fruto con un período de recolección sin incidencias metereológicas que ha facilitado una vendimia ordenada”, manifiesta Gustavo García Guillamet, presidente del Consejo Regulador del Cava y añade “las uvas han dado unos parámetros analíticos muy adecuados para la elaboración del vino base Cava que se augura como excepcional”.

Asimismo, la etapa de maduración de las diferentes variedades ha sido ordenada y su recolección se ha efectuado minuciosamente en función de las características que aportaban las uvas, por su acidez y graduación. Estas buenas prácticas de selección de la uva han permitido la obtención de unos mostos óptimos. “Hay que resaltar que el Cava se obtiene  de la mezcla de distintas variedades de uva y estas aportan al vino base unas especiales características que potencian y complementan las propiedades de las demás, ello permite que en cada añada podamos descubrir nuevas particularidades del Cava, señaló García Guillamet.

El Consejo Regulador del Cava tiene inscritas 31.858 hectáreas de viñedo en producción. La vendimia se inicio a primeros de agosto con la recogida del chardonnay y pinot noir, y a mediados del mismo mes se comenzaron a recolectar las variedades principales con la macabeo y progresivamente la xarel.lo y parellada.  

 

Oller del Mas

Noche de vendimia en el Pla de Bages

Por algunos la vendimia es el final, para otros el principio pero en realidad es tan solo un momento intermedio de vital importancia en todas las bodegas. Es cuando termina el trabajo en la viña y empieza en la bodega. Lo que se ha hecho hasta este momento es muy importante para garantizar la calidad de la uva. Y a partir de ahora, lo que se haga será vital para mantener las buenas condiciones de la uva (transformada primero en mosto y después en vino) que tantos esfuerzos ha costado conseguir y al final obtener un vino de calidad.

Es medianoche y en Oller del Mas, bodega de la Denominación de Origen Pla de Bages, el Merlot está en el punto óptimo para ser vendimiado. Las pocas lluvias y el calor de agosto han hecho madurar la uva que ya no puede esperar más si la bodega quiere mantener la óptima calidad que caracteriza sus vinos.

En Oller del Mas lo habitual es vendimiar a mano, con una delicada selección de cada grano de uva antes, durante y después de la cosecha, pero en este momento la situación es de emergencia (la vendimia debía empezar el sábado pero la lluvia la hizo suspender hasta el domingo) y se cosecha con la máquina. Esperar más días significaría no poder coger toda la uva y perder parte de la cosecha y el vino. Cuando llegamos a la viña sobre la máquina cosechadora, la selección manual de los granos de uva en la viña ya se ha realizado y es momento de cosechar. Se hace de noche porque así la uva llega a la tina a una temperatura de unos 20 grados o menos. Si se hiciera de día podría entrar a 30 grados. Y a más de 35 grados, la levadura muere y deja de convertir el azúcar del mosto en alcohol y la bodega tendría un grave problema: se podría quedar sin vino.

Sobre la máquina, pasamos hilera tras hilera de cepas. Para cosechar, la máquina hace vibrar las cepas y caen todas las uvas. Cuando hemos hecho algunas hileras, volvemos a la bodega y dejamos toda la uva en el remolque vibratorio.

En este momento la enóloga de Oller del Mas recoge las muestras para analizar la acidez y el azúcar de la uva. De esta forma ya se pueden hacer las primeras predicciones de cómo será el vino. Pues del azúcar que contenga dependerá su graduación (a más azúcar, más grados). Es curioso ver como se realizan estos análisis. Para saber la graduación no se separa el azúcar de la resta de mosto. Es una operación mucho más simple. Se coloca una muestra de mosto en el refrectómetro y se mira ante una luz y el aparato nos confiesa la graduación. Para saber la acidez se hecha un líquido en el mosto hasta que cambia su color. En función de la cantidad de líquido que se tira se sabe la acidez del vino.

Volviendo a la uva, del remolque pasa a una cinta transportadora que ayuda a separar todo lo que no debe llegar a la tina y estropea la calidad del vino: ramas, hojas, insectos o cualquier otra cosa que pueda llegar de la viña. Aunque es de noche y no hay demasiados insectos (de día está todo lleno) siempre se cuela alguno. Además, en Oller del Mas, a parte de la selección automática realizan otra selección manual: a lo largo de otra cinta transportadora diferentes personas controlan que solo pase uva de calidad y retiran las impurezas que aún quedan en la fruta. Y de aquí, con otra cinta transportadora llega a la prensa y entra a la tina donde realizará la fermentación y maceración hasta el momento de pasar a la barrica.

Artículo realizado con la colaboración de la Jove Confraria de Vins del Bages

INCAVI impulsa las variedades autóctonas y el vino catalán

Uno de los propósitos de INCAVI, el Institut Català de la Vinya i el Vi,  para este 2009 es potenciar la diferenciación de las variedades autóctonas de uva de las distintas subzonas de Cataluña así como potenciar los vinos catalanes. Por este motivo, desde Tu blog de vinos, no nos sorprenden iniciativas como el reciente acuerdo que este organismo firmó para estudiar y valorar si las reservas de uva autóctonas del Pallars Sobirà (Pirineu) pueden estar en peligro de extinción, y en consecuencia evaluar si son o no viables. Al mismo tiempo, en esta misma región se plantean nuevas posiblidades como la de adaptar y crear nuevas variedades únicas y marcadas por el marco territorial y el clima gélido de la zona. Estamos seguros que encontrarán una solución muy original y que saldrán adelante con un vino de calidad y diferencial.