Archivo de la etiqueta: vi rosat

Cigonyes Rosé de Castell de Peralada

Las Cigonyes de Peralada se tiñen de rosado

Castell de Peralada ha incorporado un nuevo vino en su linea Cigonyes (Cigüenyas) que lanzó el año pasado. Así, a los vinos tinto y blanco se ha añadido el vino rosado bajo el nombre Cigonyes Rosé que en esta primera añada, la del 2011, apuesta claramente por la variedad tradicional de la Garnacha (80%) mezclada con un 20% de merlot. Así sigue la misma linea que los vinos Cigonyes, elaboradas ya con variedades típicas del Empordà (tinto y rosado con Garnacha y blanco con Macabeu).

Estos vinos, de la Denominació d’Origen Empordà, transmiten el carácter alegre y amable de los pájaros a los que rinden homenaje y que siempre han vivido cerca de las personas. De hecho, Castillo de Peralada participa des de 1995 en un programa de recuperación y protección de las cigüeñas junto con el Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà. Y si en en los pueblos, la cigüeñas están en los campanarios y edificios más altos, en Castillo de Peralada este año 25 parejas han hecho su nido junto al castillo criando hasta medio centenar de pequeñitos en sus nidos.

Un buen Caminito en la Terra Remota

De Terra Remota, en el corazón de la DO Empordà, sale un muy buen vino rosado. Se trata de Caminito, un vino rosado que trae una importante originalidad en este tipo de vino que muchas veces queda, injustificadamente, en un segundo plano al ser eclipsado por los blancos o los tintos. En este caso, el de Caminito, y a pesar de tener como nombre un diminutivo, es hablar de un vino en mayúsculas. La añada de 2010, la primera que hemos provado, muestra una personalidad propia, que a parte de mostrarse en el gusto también se hace evidente en su color mas cerca de un naranja salmón que de un rosado. Precisamente estas características demuestran que es un vino que huye de los tópicos más clásicos  de un rosado. Es un vino trabajado, con un peculiar proceso de elaboración (a pesar de ser un vino relativamente joven, de la cosecha del año pasado, parte de él ha pasado una crianza de medio año en barrica) que le da una complejidad que lo hace muy apetecible. Y es que aún que fresquito es muy apetecible, con un poco más de temperatura se puede apreciar  Además, en boca, también su peculiar personalidad, cosa que a veces se hace difícil de encontrar en un vino rosado. Pero en una Terra Remota, todo es posible, como por ejemplo encontrar un rosado que es la envidía de muchos vinos tintos o blancos.