Archivo de la etiqueta: vino ecologico

Vendimia en Raimat

Raimat da el pistoletazo de salida a la vendimia en Europa

La bodega Raimat, en la DO Costers del Segre, en Lleida, ha sido, una vez más, la primera bodega de Europa en iniciar la vendimia.

Y un año más, la bodega catalana recoge la uva de noche y de forma manual para mantener el máximo respeto a la uva. Además, esta campaña 2018 es orgánica con la recolección de uvas 100% ecológicas de la variedades base con las que elaborará sus vinos. Principalmente son uvas Xarel·lo y garnatxa aunque la bodega cuenta con otras variedades en sus más de 300 hectáreas de viñedos. Esta superficie consolida la Raimat como una de las bodegas con más plantación de viñedos ecológicos. Sigue leyendo

Vinum Nature 2015: 31 de mayo y 1 de junio en Barcelona

Cartel Vinum Nature 2015

La feria Vinum Nature Festival, dedicada a los vinos ecológicos celebra su tercera edición en Barcelona los próximos 31 de mayo y 1 de junio. En esta ocasión Vinum Nature tendrá lugar en el Espacio Museu Marítim de Barcelona y reunirá a productores de vinos ecológicos, naturales y biodinámicos. En la primera jornada, la del 31 de mayo, la feria estará abierta al público en general, que podrá catar los vinos Sigue leyendo

El vino de la semana: Silencis 2013 de Raventós i Blanc

rib_silencis13_baixa

El vino recomendado de esta semana es el Silencis 2013 de Raventós i Blanc, bodega que en su día visitamos. En esta ocasión el vino se diferencia de su añada anterior porqué no está filtrado y resulta un poco turbio. Elaborado con xarel•lo el vino consigue sorprender en su paso por boca, y más si se tiene presente el recuerdo de añadas anteriores. Silencis resulta ácido, con toques de manzana aún no madurada, y al final de su paso por boca deja una alta expresión salina que lo hace persistente en boca, donde tiene un paso rápido. Sigue leyendo

Vinum Nature Barcelona

Vinum Nature vuelve a Barcelona

vinoNATURE

El próximo 27 de marzo, justo antes del inicio de Alimentaria de Barcelona, vuelve a la capital catalana la feria Vinum Nature. En este certamen, con un apartado solo para el sector profesional y otra para el público en general, participan únicamente bodegas que elaboran vinos ecológicos, naturales y biodinámicos y también distribuidores del sector. El evento tendrá lugar en les Reials Drassanes de la misma Ciudad Condal y en total participarán 84 bodegas y se podrán catar 400 vinos diferentes.

A parte de la exposición de bodegas con sus vinos, la jornada también cuenta con un larga lista de eventos entre charles, debates y presentaciones dedicadas a los profesionales del sector, que es su visitante potencial. Pero los amantes y aficionados a los vinos ecológicos también tienen su espacio y la posibilidad de participar en la feria durante la tarde.

Caminante Terra Remota

El primer blanco ecológico de Terra Remota ya es una realidad

Caminante Terra Remota

Terra Remota ya tiene Caminante 2012, su primer vino blanco ecológico. I es que esta bodega de la DO Empordà nació en 2006 con una clara intención de respetar la naturaleza y precisamente las instalaciones donde el mosto se convierte en uva cuenta ya con unas cubiertas vegetales y unas líneas muy discretas que la integran en el paisaje.

El Caminante 2012 no es un blanco típico. Nació sin el estigma de ser considerado un vino ligero o un vino menor. Se destinan a su elaboración los mejores argumentos y nada se le escatima. Un coupage donde el 50% es la autóctona Garnacha Blanca se completa con Chardonnay y Chenin Blanc. La vendimia se realiza a mano, en cajas de 10 kilos que pasan a una cámara frigorífica para llevar la temperatura a 6ºC.

A su entrada en bodega, se realiza una selección manual para descartar los racimos de menor calidad, y se pasa a una prensa neumática a baja presión. El mosto empieza la fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada de 18ºC, y, a mitad del proceso, es trasladado a barricas nuevas de roble francés donde culminará el proceso de elaboración. El vino permanece en las barricas aún un tiempo, entre 6 y 8 meses, tras lo cual se embotella.

Por ello llega al mercado a mediados de año, perfecto y a punto para ser disfrutado en verano, con sus notas frescas de eneldo y flores blancas. Sin embargo, se trata de un blanco que no decae con el tiempo, sino que va creciendo y mantiene su mineralidad y la finura que le caracteriza durante los meses de invierno, para seguir dando lo mejor de esta tierra granítica azotada por el viento donde se encuentra Terra Remota.

Terra Remota lanza un nuevo tempranillo: Tan Natural 2012

Terra Remota-TanNatural 2012

La bodega de la DO Empordà de Marc y Emma Bournazeau, Terra Remota, acaba de lanzar al mercado un nuevo vino que amplía su gama: Tan Natural 2012, un monovarietal de Tempranillo.

Empujados por la tendencia de plantar variedades mejorantes que imperó en los años 90, fueron muchas las explotaciones vitícolas que apostaron por la Tempranillo en el Empordà, junto a otras de similar reputación internacional, principalmente Cabernet Sauvignon, Merlot y Chardonnay. Sigue leyendo

Vino Rosado Caminito 2011 de Terra Remota

Llega la nueva añada de Caminito, el rosado de Terra Remota

La bodega Tera Remota, de la DO Empordà, ha saca al mercado la nueva añada de Caminito, la del 2011. Es un vino rosado pero como si se tratara del mejor de los tintos, recibe año tras año el mejor de los tratos, según nos cuentan des de la misma bodega. Desde el viñedo ecológico hasta el embotellado, Terra Remota ha concebido este rosado, ya desde su lanzamiento al mercado en 2007, como un vino de pleno derecho dentro de su gama. Esto implica el máximo cuidado ya en el campo: en 2011, laboreo, descaballonado de las cepas de Garnacha y Syrah con que se elabora, sin uso de herbicidas, cosecha manual en cajas de 10 kg. Cuando llega a la bodega, ser realiza el despalillado y selección, maceración pelicular y prensado neumático a baja presión, fermentación a 18ºC y crianza en barrica de un 20% del vino durante 6 meses. Un trato nada habitual tratándose de un rosado.

Todo para demostrar que en el Empordà –antaño región famosa por sus rosados-, pueden hacerse grandísimos vinos, entre los cuales, grandísimos rosados. Sin duda este es uno de ellos: rosado suave y salmón brillante a la vista, nariz fina y discreta de frambuesa y melocotón, y de nuevo finura y elegancia en boca, con notas de frutas del bosque. Un vino goloso pero con toda la frescura que se espera de un rosado.

Apetecible ya mismo, un rosado para asociarse inevitablemente con la primavera, para disfrutarlo con la alegría de los largos y soleados días de este Mayo, en la sencillez de un picnic en el campo y de una paella en la costa; pero, a la vez, capaz de mantenerse vivo y dar la talla más allá del verano, más allá de una comida informal.


Terra Remota ya tiene a punto la nueva añada de Camino

La bodega de la DO Empordà Terra Remota ha sacado al mercado la cuarta añada de su vino tinto Camino, que es un coupage de distintas variedades con un predominio de la garnacha. El vino se caracteritza por su color granate intenso, notas de cuero y ciruela pasa, especias y vainilla y además resulta muy fino en boca, donde también tiene notas de regaliz y mermelada de cerezas.
En la finca de 23 Ha que los Bournazeau tienen en al pie de la Albera –un suelo donde predomina el granito- se cultivan siguiendo las pautas de la agricultura ecológica las variedades que componen el coupage de Camino 2009, donde los actores principales son la Garnacha (40%) y el Syrah (30%) y acompañan Cabernet Sauvignon (20%) y Tempranillo (Ull de Llebre, en catalán) (10%), vendimiadas por separado a maduración fenólica. Un plantel que ha demostrado ya en anteriores añadas lo que puede dar actuando conjuntamente.
Pero la clave del éxito de Camino no está sólo en el campo. Una vez en bodegaTerra Remota sigue mimando las uvas. Se descartan racimos en mesa de selección y, una vez despalillados, una segunda selección manual de los granos restringe la uva a la de la mejor calidad. También el pigeage se realiza manualmente, a lo largo de su dilatada maceración. Tras la fermentación alcohólica, la bodega realiza la maloláctica en depósitos de roble francés, y sigue con la crianza del vino en barricas de 500 y 225 l., de nuevo en roble francés.
Al cabo, Camino 2009 resulta un vino muy elegante de tanino aterciopelado, y es una de las mejores bazas de Terra Remota. Tanto este Camino 2009 como el resto de los vinos que elabora la bodega del Empordà podrán catarse en el marco de Alimentaria 2012, una buena oportunidad para conocer más de cerca a Terra Remota, un “celler” que sigue su andadura apostando no sólo por la calidad sino por la personalidad de sus vinos.

Terra Remota presenta la tercera añada de Clos Adrien

Adrien, el hijo de Marc y Emma, los propietarios de Terra Remota, da nombre a una de las fincas de su viñedo situada junto a un pequeño lago natural y que dá origen a uno de sus mejores vinos, el Clos Adrien, un Syrah que se ha cultivado seguindo los preceptos de la agricultura ecológica (como se hace en toda la propiedad de Terra Remota). En la finca Adrien, el año 2008, al que corresponde la añada que ahora sale a la venta, se vendimió totalmente a mano depositando la uva en cajas de 10 quilos para evitar que empezara la fermentación antes que el mosto llegara a la tina. Además, las uvas se trasladaron a una cámara para bajar su temperatura hasta los 6 grados y realizar una primera selección para dejar solo los mejores granos. El vino es de la DO Empordà.

A partir de aquí, las uvas fueron trasladadas por gravedad a los fudres de 5 Hl. para la fermentación, donde se realizó pigeage, también a mano, varias veces al día. Una vez completada la fermentación alcohólica, el vino se trasladó a barricas nuevas de 225 litros, donde realizó la fermentación maloláctica y la crianza, que se alargó dos años.

Con un profundo granate donde brillan algunos reflejos de color negruzco, Clos Adrien es complejo en nariz, con elegantes perfumes de tapenade de trufa y frutas negras, y notas minerales. En boca surgen de nuevo los mismos aromas que encontramos en nariz, y es generoso, de tanino maduro y my sedoso.

Oller del Mas

Noche de vendimia en el Pla de Bages

Por algunos la vendimia es el final, para otros el principio pero en realidad es tan solo un momento intermedio de vital importancia en todas las bodegas. Es cuando termina el trabajo en la viña y empieza en la bodega. Lo que se ha hecho hasta este momento es muy importante para garantizar la calidad de la uva. Y a partir de ahora, lo que se haga será vital para mantener las buenas condiciones de la uva (transformada primero en mosto y después en vino) que tantos esfuerzos ha costado conseguir y al final obtener un vino de calidad.

Es medianoche y en Oller del Mas, bodega de la Denominación de Origen Pla de Bages, el Merlot está en el punto óptimo para ser vendimiado. Las pocas lluvias y el calor de agosto han hecho madurar la uva que ya no puede esperar más si la bodega quiere mantener la óptima calidad que caracteriza sus vinos.

En Oller del Mas lo habitual es vendimiar a mano, con una delicada selección de cada grano de uva antes, durante y después de la cosecha, pero en este momento la situación es de emergencia (la vendimia debía empezar el sábado pero la lluvia la hizo suspender hasta el domingo) y se cosecha con la máquina. Esperar más días significaría no poder coger toda la uva y perder parte de la cosecha y el vino. Cuando llegamos a la viña sobre la máquina cosechadora, la selección manual de los granos de uva en la viña ya se ha realizado y es momento de cosechar. Se hace de noche porque así la uva llega a la tina a una temperatura de unos 20 grados o menos. Si se hiciera de día podría entrar a 30 grados. Y a más de 35 grados, la levadura muere y deja de convertir el azúcar del mosto en alcohol y la bodega tendría un grave problema: se podría quedar sin vino.

Sobre la máquina, pasamos hilera tras hilera de cepas. Para cosechar, la máquina hace vibrar las cepas y caen todas las uvas. Cuando hemos hecho algunas hileras, volvemos a la bodega y dejamos toda la uva en el remolque vibratorio.

En este momento la enóloga de Oller del Mas recoge las muestras para analizar la acidez y el azúcar de la uva. De esta forma ya se pueden hacer las primeras predicciones de cómo será el vino. Pues del azúcar que contenga dependerá su graduación (a más azúcar, más grados). Es curioso ver como se realizan estos análisis. Para saber la graduación no se separa el azúcar de la resta de mosto. Es una operación mucho más simple. Se coloca una muestra de mosto en el refrectómetro y se mira ante una luz y el aparato nos confiesa la graduación. Para saber la acidez se hecha un líquido en el mosto hasta que cambia su color. En función de la cantidad de líquido que se tira se sabe la acidez del vino.

Volviendo a la uva, del remolque pasa a una cinta transportadora que ayuda a separar todo lo que no debe llegar a la tina y estropea la calidad del vino: ramas, hojas, insectos o cualquier otra cosa que pueda llegar de la viña. Aunque es de noche y no hay demasiados insectos (de día está todo lleno) siempre se cuela alguno. Además, en Oller del Mas, a parte de la selección automática realizan otra selección manual: a lo largo de otra cinta transportadora diferentes personas controlan que solo pase uva de calidad y retiran las impurezas que aún quedan en la fruta. Y de aquí, con otra cinta transportadora llega a la prensa y entra a la tina donde realizará la fermentación y maceración hasta el momento de pasar a la barrica.

Artículo realizado con la colaboración de la Jove Confraria de Vins del Bages