Archivo de la etiqueta: vins Castell de Peralada

Jardins Castell de Peralada

Los jardines de Peralada inspiran sus nuevos vinos

Jardins Castell de Peralada

Los aromas de los jardines del Castillo de Peralada han inspirado los nuevos vinos de la bodega. Son el Jardins Blanc y el Jardins Rosé.

Se trata de unos jardines diseñados en el siglo XIX por el francés François Duvillers por encargo del Conde de Peralada. Diseñó unos jardines que mezclan la geometría de Versalles con una de más sinuosa inspirada en los jardines ingleses y plantó 158 especies de plantes diferentes, tanto de propias de Cataluña como otra de exóticas.

Los dos nuevos vinos son jóvenes con una complejidad matices florales que quieren ilustrar la esencia de la obra de Duvillers en Peralada. E igual que en los jardines los nuevos vinos mezclan variedades autóctonas y otras de abasto mundial: Macabeo y Sauvignon blanco en el caso del Jardins Blanc y Garnacha y Merlot en Jardins Rosé.

Actualmente se pueden visitar los jardines de la bodega, que tienen una superficie de 33.800 m2 divididos en 63 zonas diferenciadas y completar así una jornada de enoturismo visitando esta exclusiva bodega. Y en estos jardines es donde también se han instalado cigüeñas blancas, unas aves a las que la bodegas también ha dedicado una de sus gamas de vinos, el Cigonyes.

Cigonyes Rosé de Castell de Peralada

Las Cigonyes de Peralada se tiñen de rosado

Castell de Peralada ha incorporado un nuevo vino en su linea Cigonyes (Cigüenyas) que lanzó el año pasado. Así, a los vinos tinto y blanco se ha añadido el vino rosado bajo el nombre Cigonyes Rosé que en esta primera añada, la del 2011, apuesta claramente por la variedad tradicional de la Garnacha (80%) mezclada con un 20% de merlot. Así sigue la misma linea que los vinos Cigonyes, elaboradas ya con variedades típicas del Empordà (tinto y rosado con Garnacha y blanco con Macabeu).

Estos vinos, de la Denominació d’Origen Empordà, transmiten el carácter alegre y amable de los pájaros a los que rinden homenaje y que siempre han vivido cerca de las personas. De hecho, Castillo de Peralada participa des de 1995 en un programa de recuperación y protección de las cigüeñas junto con el Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà. Y si en en los pueblos, la cigüeñas están en los campanarios y edificios más altos, en Castillo de Peralada este año 25 parejas han hecho su nido junto al castillo criando hasta medio centenar de pequeñitos en sus nidos.