Raimat Natura abre al público las 700 hectáreas de espacio natural

Share with:


La bodega Raimat, de la DO Costers del Segre, ha abierto su finca al público de forma gratuita con el objetivo de compartir la gran riqueza natural que ha convertido el espacio en un reducto de la biodiversidad.

Se trata de Raimat Natura, un espacio de 700 hectáreas en el que conviven cientos de aves acuáticas, rapaces en peligro de extinción, mamíferos y las viñas, en estos momentos ya totalmente ecológicas. Los visitantes pueden descubrir el espacio a pie o bicicleta en tres recorridos señalizados. También se puede ver desde el aire con globo aerostático o hacer el recorrido con rutas guiadas, marcha nórdica, actividades de orientación, alquilar bicicletas eléctricas, entre otras posibilidades. Además, en el centro de interpretación de Raimat Natura se puede disfrutar de los vinos de Raimaat y de tapas con productos de km 0.

Raimat Natura se ha inaugurado este sábado y el director de Raimat, Joan Esteve ha destacado que “durante décadas hemos preservado este espacio y hemos demostrado que podemos conrear la viña y respetar al mismo tiempo su entorno, los hábitats y las especies que viven en él. Hoy tenemos un espacio natural único a Europa, con aves prácticamente desaparecidas que vienen a vivir a criar en Raimat. Un tesoro natural a 10 minutos de Lleida que teníamos que compartir con todos aquellos que aman la natura”.

En el mismo acto, el CEO de Raventós Codorníu –al que pertenece Raimat- Sergio Fuster ha avanzado que el sueño de Raventós Codorníu es replicar proyectos parecidos en todas sus bodegas: “Raimat es la primera, un modelo de sostenibilidad a todo el estado que ya elabora el 100% de sus vinos de forma ecológica. Pero nuestro compromiso es claro: seguir su modelo a todas nuestras bodegas y que en pocos años todos nuestros viñedos (en Catalunya, la Rioja o Castilla) sean ecológicos. Podríamos haver elegido solo hacer vino, pero escogimos hacer realidad proyectos como Raimat Natura y ser fieles a nuestro propósito: dar valor a la tierra”.

El acto de inauguración también ha contado con la presencia del concejal jefe de Lleida, Miquel Pueyo, y la presidenta de la entidad municipal descentralizada de Raimat, Ainhoa Casabona, entre otros.

Raimat Natura, un proyecto pionero en nuestro país y único en Europa, ha supuesto una inversión inicial de 250.000 euros que se han destinado a la señalización de 3 itinerarios, la instalación de una pasarela de madera alrededor del pantano de la Clamor (accesible para personas con movilidad reducida), y la construcción de un pequeño centro de interpretación donde se atiende a los visitantes. En una primera fase, abrirá los sábados (9-21h) y los domingos (9-19h). Entre semana, se harán visitas organizadas para escuelas u otros grupos.

Raimat, refugio privilegiado de aves

La finca de Raimat se ha convertido en una de las zonas de Cataluña más interesantes para la observación de aves gracias a su clima y sus zonas húmedas (pantanos), pero también porque es un lugar seguro (sin caza), donde las aves encuentran alimento (gran población de liebres, alimento de rapaces), y donde no se utiliza ningún tipo de insecticida. Todo ello ha favorecido que Raimat se haya convertido en refugio y lugar de cría de rapaces y aves acuáticas de todo tipo.

Alrededor del pantano de la Clamor, un punto privilegiado para la observación de aves, se instala una gran variedad de especies que sólo se podrían encontrar en zonas como el Delta del Ebro, los Aiguamolls el Empordà o el Lago de Ivars. En invierno llegan aves migratorias tras pasar los meses de calor en países nórdicos, como los patos cuchara (Raimat es la zona interior de Cataluña donde más hay invernan); porrones, ningún rojos, de penacho y chocolateros, ánade rabudo (difíciles de ver) y hasta 15 especies diferentes.

Raimat también es un lugar de refugio para rapaces protegidas y prácticamente desaparecidos en Europa. Destacan las águilas perdiceras (en peligro de extinción); las aguiluchos (invernan en Raimat y crían a los cañaverales); y los milanos reales, una rapaz de largas alas en peligro de extinción en Europa, pero aún presente en la Península. Entre 50 y 60 ejemplares invernan en Raimat.

En verano, Raimat se convierte en zona de cría y reproducción de numerosas especies protegidas. En esta época se pueden ver con facilidad zambullidas emplumados (especie protegida similar a un pato-gaviota); fochas; pollas de agua; garzas (parecida a la cigüeña, con piernas largas para pescar en el agua), entre otros.

También se encuentran especies esteparias (propias de zonas de secano) como la espectacular carraca o el abejaruco (amarillo, azul y rojo).

Aparte, los estanques de Raimat Natura se pueden ver nutrias y tortugas de arroyo. Completan el ecosistema de la finca especies más comunes como conejos, liebres, ginetas, zorros y garduñas, aunque se mueven principalmente de noche y son más difíciles de observar.

Raimat, tradición 100% sostenible

La historia de Raimat se remonta a 1914 cuando Manuel Raventós y Doménech, propietario de Codorníu, adquirió unas tierras áridas e infértiles para convertirlas en lo que hoy es la finca más grande de Europa en manos de una misma familia. Hoy, en un entorno único, con agua procedente del deshielo de las nieves del Pirineo, se erige la bodega Raimat con viñas certificadas como sostenibles por CCPI y en proceso de conversión a ecológicas.

Raimat es el centro de investigación y desarrollo vitivinícola líder en nuestro país y un estandarte de programas de sostenibilidad y medio ambiente. Ofrece vinos de alta calidad con una personalidad única a partir de uva procedente exclusivamente de su propia finca siempre abanderados por el máximo respeto y conservación del entorno. Ha sido escogido Bodega del Año en la Guía Gourmand 2021.

Share with:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *