Archivo de la etiqueta: Palacio de Bornos

Palacio de Bornos recibe su recompensa por luchar contra el cambio climático

Los esfuerzos tienen premio y en este caso ha sido para la bodega Palacio de Bornos. Este elaborador de vinos perteneciente a la Denominación de Origen Rueda, ha sido reconocido por su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente con la certificación Ecomethod. La compañía vitivinícola se convierte así en la primera bodega española en lograr esta acreditación por reducir en un 85,50% sus emisiones de CO2 en toda su explotación de viñedos de más de 300 hectáreas, en Rueda, Pollos y La Seca.

Seguir leyendo Palacio de Bornos recibe su recompensa por luchar contra el cambio climático

La Caprichosa, el nuevo DO Rueda de Palacio de Bornos

La DO Rueda tiene desde este mes un nuevo vino: La Caprichosa. Se trata de un Verdejo de marcada personalidad elaborado por Palacio de Bornos, una de las bodegas más prestigiosas de la denominación de origen de Rueda y que ha recibido numerosos premios nacionales e internacionales. La Caprichosa es el resultado de una labor de investigación iniciada hace cinco años por la bodega con el objetivo de conseguir un vino complejo, con estructura pero al mismo tiempo que mantuviera la frescura de la juventud. Para conseguir este objetivo la Palacio de Bornos ha realizado estudios en su viñedo más característico, La Caprichosa (que dá nombre al vino), en el que se ha experimentado a lo largo del proceso de elaboración. El vino blanco está elaborado únicamente a base de Verdejo que procede de unas viñas viejas, plantadas en vaso en suelos cascajosos de baja fertilidad. La vendímia, a mano, cuenta con una primera selección de la uva en el propio viñedo y una segunda en la entrada de la bodega.

Tras el despalillado de la uva, se lleva a cabo una larga maceración pre-fermentativa a baja temperatura (10º C), sangrando posteriormente el mosto yema, que será el único utilizado para este vino. La lenta fermentación se realiza en depósitos de acero inoxidable, una vez más a baja temperatura (14º C) para mantener la intensidad aromática. Terminada la fermentación, el vino permanece durante tres meses sobre sus lías, que se remueven de forma periódica para lograr un mayor carácter y untuosidad.

En su elaboración se ha preservado la elegancia aromática varietal, así como su estructura y frescura, mientras que el trabajo con las lías finas ha impulsado la potencia en nariz y la redondez en boca. El resultado es un blanco intenso y serio, acariciante y sólido, con cuerpo, rotundo en sabores y muy sugestivo en su conjunto.