Archivo de la etiqueta: Rosado de Alcorta

El nuevo Gastrovino: el primer Rosado Alcorta y un Chutney de Ruscalleda

La família de los gastrovinos ha crecido con la nueva aportación de la galardonada cocinera Carme Ruscalleda, que ostenta cinco estrellas Michellin, y Elena Adell, que ha dedicado toda su vida a sacar lo mejor de la uva de la Rioja. Además, esta es la primera vez en la historia que la bodega riojana Alcorta, especializada en vinos tintos, firma un rosado.

 

El motivo, la gran sinergia entre ambas profesionales, su inspiración mediterránea y el papel que la propia Elena Adell, enóloga de Alcorta, otorga a estos vinos: “Nunca he entendido muy bien por qué los rosados están tan alejados de nuestras mesas. Son la compañía perfecta para los platos complicados y, además, siempre evocan cosas agradables como el verano, el mar, las vacaciones y el buen tiempo”.

Desarrollado al lado de Ruscalleda, el primer rosado Alcorta es una añada de 2010, 100% de tempranillo, procedente de las fincas que la bodega posee en Navarrete y Torremontalbo.  Descrito por su enóloga, el vino “posee un precioso color frambuesa y envolvente perfume que evoca el Mediterráneo, la frescura de una buena sombra, el relax, el disfrute, la compañía y la agradable conversación”. Ideal para acompañar todo tipo de platos, a temperatura de servicio recomendada de 9ºC y 11ºC, será el imprescindible del verano.

Chutney de Alcorta, la propuesta de Carme Ruscalleda

El vino de Alcorta viene acompañado de una creación de Carme Ruscalleda. En el caso del rosado, el nuevo Gastrovino es una salsa de corte y estilo chutney que recrea la forma visual y gustativa todos sus aromas y colores. Está elaborado con una reducción de vinagre de vino rosado de Alcorta, azúcar moreno de caña integral, frambuesa, agua, cebolla, manzana, plátano, piña naranja y especies.

El nuevo Chutney de Alcorta resulta ideal para degustar directamente del bote, para acompañar carne o pescado, aliñar canapés creativos, para enriquecer postres modernos o para mojar en él gajos de manzana. Según las recomendaciones de su creadora, es una propuesta divertida para acompañar verduras rebozadas o en tempura, complementar parrilladas de marisco y pescado, muy recomendable para mezclar con las salsas naturales de asados de carne e interesantísimo como contraste y acompañamiento en los platos de queso. En palabras de Carme Ruscalleda, “se trata de admirar, tocar, oler y descubrir nuevas texturas y saborear el vino en otra dimensión”.